Municipalidad de Requínoa

diciembre 6, 2021

CCR Y CESFAM REQUÍNOA RECIBEN DONACIÓN POR PARTE DE IGLESIA MORMONA

.

El alcalde de nuestra comuna, Waldo Valdivia, fue el encargado de recibir oficialmente los insumos clínicos entregados por la “Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días”, que contribuirán a ofrecer mejores condiciones a quienes se atienden en ambos servicios de salud.

Luego de gestiones en común entre el Departamento Municipal de Salud y la iglesia, que comenzaron a generar acercamientos y trabajar de forma conjunta el año anterior, se pudo concretar este beneficio que forma parte de las políticas de ayuda humanitaria que la conglomeración realiza a diversas comunidades.

“Quiero agradecer el aporte de la iglesia que va en ayuda de la gente que más necesita. Es bueno tener este tipo de alianzas y como municipio también dejamos las puertas abiertas para poder cooperar con ustedes y todas las instituciones de la comuna, con las que debemos interactuar para ir en beneficio de la comunidad”, comentó el alcalde durante la ceremonia.

“Acá podemos sentirnos orgullosos de tener este CCR (Centro Comunitario de Rehabilitación) que es un lujo. Requínoa cuenta con este establecimiento y con profesionales que atienden de forma integral a muchos vecinos que lo requieren, algo que no todas las comunas pueden decir”, destacó Waldo Valdivia.

Por su parte, Gerardo Villanueva, jefe del Departamento Municipal de Salud, explicó que “desde el año pasado comenzamos a conocernos y trabajar con la gente de la iglesia, les hemos mostrado las dependencias del CCR y todos nuestros establecimientos de salud municipal. Luego de eso, comenzaron las gestiones para conseguir ayuda por parte de ellos y ahora hemos materializado este aporte cercano a los 20 millones de pesos, algo que agradecemos bastante porque la ayuda llegó cuando más la necesitábamos ya que los recursos que tenemos se estaban haciendo escasos producto de la pandemia”.

En representación de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, el presidente de la Estacada Rancagua, Ronald Arredondo, al momento de la entrega hizo énfasis en que “Nos sentimos muy complacidos de ser partícipes en este proyecto de ayuda humanitaria, que tiene como principal propósito emular a Jesucristo, ayudando a todos los ciudadanos a ser mejores personas y familias. Queremos ayudar a la comunidad y a los profesionales que con mejores condiciones pueden trabajar con más gozo y alegría”.