Municipalidad de Requínoa

diciembre 6, 2021

Reseña Histórica

La historia relata que el día 6 de mayo de 1894, por decreto del presidente Manuel Montt, se crea la Comuna de Requínoa, ubicada en la Región del Libertador General Bernardo O´Higgins, específicamente en la Provincia de Cachapoal.  

Actualmente, abarca una superficie de 486.155 kilómetros que incluye cordillera, pre cordillera y valle. De acuerdo a datos entregados por el Censo 2017 (INE), Requínoa tiene una población de 27.968 habitantes (14.125 hombres y 13.843 mujeres). 

El sector céntrico de la comuna y la localidad de Los Lirios, ubicada 4 km al norte, es donde se concentra mayormente la población, sin embargo, otra parte de la ciudadanía se encuentra distribuida en varios sectores rurales como; El Abra, El Rincón, Chumaco, Totihue, Pichigüao, Santa Amalia, Los Castaños, Los Boldos, Pimpinela, El Trigal, Los Quillayes, Las Cabras, El Vaticano, Las Rosas, Santa Lucila y Las Mercedes, entre otros.

Repasando la Historia

Desde sus inicios y con el paso de los años Requínoa se ha mantenido como una comuna agrícola por excelencia. Durante los tiempos de los Promaucaes (en quechua “enemigos salvajes”), primeros habitantes y nativos de esta zona, pasando por la Colonia y extendiéndose hasta la República, la agricultura se ha sostenido como pilar fundamental en el desarrollo comunal.

A principios del siglo XX, agricultores visionarios viajaron a Europa para traer ganado de raza, cepas de parra de viñedos de renombre mundial y lo más importante, la última tecnología para trabajar la tierra y los mostos. Ellos realizaron grandes obras de ingeniería para llevar el agua de regadío a cada rincón de la comuna.

Con chuzo y pala construyeron las bocatomas del rio Cachapoal y los cabales que hoy dan vida al valle, testimonio Indiscutido de la capacidad y empuje de aquellos hombres. Uno de los precursores de la agricultura moderna de nuestra comuna fue don Daniel Vial Ugarte, hombre cultísimo e inteligente que, además, sirvió a su patria por 2 periodos como diputado.

Uno de sus mayores méritos fue la construcción del canal cerro o “Peumal”, sin dudas una grandiosa obra de ingeniería para la época. Este conducto para el agua permitió el regadío de centenares de hectáreas de suelo improductivo, que se convertirían en fértiles tierras de alto rendimiento.

El propio Daniel Vial realizó un convenio con ferrocarriles, para atender un desvío de la línea central hasta las bodegas de la hacienda Requínoa, con el objetivo de movilizar productos de los mercados nacionales e internacionales.

Otros destacados hombres inmigraron al pueblo de Requínoa trayendo ricas experiencias y algunos ahorros, con los que aportarían a la consolidación de nuestro pueblo. Entre estos señores, se encontraban; Alberto Cavieres, Ismael Hernández, Manuel Carreño, Juan Díaz, Domingo Saavedra, Jorge Peñaloza, Ramón González y Custodio Cantillana.

En sus primeros años, la entrada de recursos con que contaba la municipalidad ascendía a la suma de $2.371.408, debiendo sostener un Cuerpo de Policía con su comandante, que contaba con 20 hombres, equipo de vestuario, armamento y cabalgadura. El municipio sostenía además 6 escuelas gratuitas de instrucción primaria y un dispensario para asistir a los indigentes de la comuna, cancelando una renta de $125 mensuales a un médico. Hoy en día, la realidad ha cambiado y la administración municipal cuenta con variados departamentos, orientados a atender las necesidades de la población en áreas como salud, educación, seguridad, cultura, transporte, vivienda, rehabilitación, trabajo y deporte, entre otras. Estos servicios cuentan con mayores recursos tecnológicos y humanos y se entregan prácticamente de forma gratuita, buscando mejorar la calidad de vida de todos los requinoanos.